¡Lúcete preparando una paella!

Receta española por excelencia, la paella es más que arroz con un sofrito de carne, verduras o mariscos; se trata de un plato flexible y perfecto para darle rienda suelta a tu creatividad en la cocina. Aprende los secretos que harán que te quede perfecta.

Una de las recetas del mundo infaltables para cualquier chef que se precie de cosmopolita es la paella. Originado en la Comunidad Valenciana, hoy un ícono de la gastronomía en España, este plato con base de arroz cocinado en una gran sartén con asas ha mutado hasta admitir múltiples variantes: desde la receta original (o valenciana), que incluía pollo y conejo, hoy tenemos paellas marineras (pescado o marisco), mixtas (carne y marisco o pescado) o de montaña (con productos típicos de cada región española, como costilla, pato o caracoles).

En esta nueva entrega de nuestras recetas de Fusión Gastronómica, te contamos cómo lograr la paella perfecta en base de mariscos. Recuerda que aquí la clave para conseguir el resultado perfecto está en los tiempos de cocción. Te recomendamos seguir atentamente estos sencillos pasos:

Paella de marisco (también se le puede agregar pescado o el producto marítimo que tú quieras, además de carnes y verduras)

 Para prepararla, además de una sartén o paellera de unos 40 cm de diámetro, necesitas:

  • 2 tazas de arroz
  • 12 camarones o langostinos cocidos, sin pelar
  • 16 choritos, limpios
  • 4 calamares pequeños, limpios
  • 2 tomates pelados y picados
  • 3 tazas de caldo de pescado o pollo
  • 1 cebolla pelada y picada muy fino
  • 2 dientes de ajo, molidos o picados muy fino
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Unas hebras de azafrán
  • 250 ml. de vino blanco
  • 5 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • ½ cucharadita de azúcar
  • Sal a gusto

Preparación:

Calienta el aceite y fríe la cebolla, removiéndola para que no se queme, hasta que tome color. En ese momento, agrega el ajo y, antes de que tome color, los tomates. Luego añade el azúcar –que neutralizará la acidez del tomate-, la sal, el pimentón y el azafrán. Revuelve todo y sofríe hasta que los tomates se reduzcan y comiencen a lanzar chispas. Entonces corta los calamares –el cuerpo en aros y las patas enteras-, añádelos y cocínalos por unos minutos, para luego incorporar el arroz, el que debes distribuir por toda la sartén, de manera tal que los granos se adhieran bien a los ingredientes.

En una cacerola aparte, calienta el caldo junto con el vino y luego viértelo en la paella. Sube la temperatura y échale más sal. Remueve todo para que el arroz quede bien cubierto con el caldo y, cuando hierva, baja la temperatura y deja cocer a fuego lento de 18 a 20 minutos, moviendo la sartén para que el arroz se cocine de manera uniforme.

A los 10 minutos de cocción agrega los camarones, cocidos hasta haber tomado un color rosado. Si todo va muy seco, pon un poco más de caldo. A los 20 minutos prueba el arroz, y si está bien cocido, apaga el fuego y deja reposar la paella cubierta con papel de aluminio.

Para terminar, cuece los choritos al vapor con un dedo de agua en una cacerola con tapa, y cuando se abran, colócalos sobre la paella, desechando los que no se abran. Finalmente, deja reposar 5 minutos, ¡y listo! Una paella de mariscos al más puro estilo español.

Más ideas. Si quieres, experimenta con arroz integral para conseguir un plato más saludable. Si no tienes una sartén o paellera adecuada, al horno –con un rato más de cocción- obtendrás una muy buena preparación.

También, si tienes muy poco tiempo, puedes cocinar la paella al microondas: aunque no es la receta auténtica, cuidando los tiempos de cocción, sofrito y reposo el resultado será muy bueno. Y si tienes ganas de incluir otros ingredientes: carne, chorizo, conejo o cualquier otra clase de marisco que te guste, están más que permitidos. ¡Atrévete y sorprende con este plato españolísimo!

 

 

Fuentes

wikipedia.org

recetaspaella.es









Comentarios


Compartir