Los mejores destinos para aprender a surfear en Latinoamérica

Cuando vas a la playa, ¿buscas algo más que bañarte y tomar sol? Entonces es tu momento para tomar una tabla de surf y enfrentar las olas con destreza. Para aprender este deporte, te dejamos una lista con las mejores locaciones de nuestro continente.

Para enfrentar las olas no es necesario estar a un nivel experto en surf. Ni tampoco viajar demasiado lejos. En Latinoamérica existen varias playas con las condiciones perfectas para entrenarte en esta emocionante disciplina. Tenemos dos océanos y una diversidad de climas y épocas del año para elegir.

Prepara tu tabla y elige tu destino favorito dentro de los mejores spots del continente.

Florianópolis, Brasil. En torno a la capital del estado de Santa Catarina, en la isla homónima, encontramos exóticas playas donde todo tiene sabor a surf. Como la Barra do Lagoa –conocida como la “Australia Brasileña”- donde abundan las escuelas para todos los niveles y las olas son tranquilas. Te recomendamos ir a partir de marzo, ya que en ese momento desaparecen los bañistas y la zona queda casi exclusivamente tomada por las tablas. Y si quieres más alternativas, 90 kilómetros al sur encuentras Praia do Rosa, una playa surfer por excelencia.

Montañita, Ecuador. En este pueblito tan de moda -ubicado a dos horas de Guayaquil-, las olas son pequeñas y poco amenazantes, y es posible arrendar tablas por precios que parten desde los US$ 5 (unos tres mil pesos) También abundan las surf schools orientadas a los principiantes. Dado que la temporada alta es larga –de diciembre a mayo- es mejor explorar la zona entre julio y agosto, meses tranquilos y ajenos a las lluvias propias de octubre y noviembre.

Puerto Escondido, México. Las playas de esta localidad de la costa del Pacífico parecen haber sido creadas para el surfeo. Mientras la vertiginosa Zicatela Beach es una zona reservada para expertos, Carrizalillo ofrece un oleaje tranquilo, tablas en arriendo desde los US$ 4 (unos $2.400) e instructores dispuestos a enseñarte las nociones básicas. No sólo es perfecta para tus primeros encuentros con las olas, sino es la sede del Torneo Internacional de Surf, uno de los más prestigiosos del mundo.

Chicama, Perú. ¿Habías oído hablar de las “olas chicameras”? Están en esta localidad peruana, ubicada a 600 km. de Lima y cerca de la ciudad de Trujillo y se consideran de las más largas del mundo, llegando hasta los 2.5 kilómetros. Las puedes encontrar entre abril y noviembre, porque aquí casi todo el año es temporada.

Nuquí, Colombia. Esta pequeña ciudad costera, rica en atractivos naturales, cultura y gastronomía está considerada el mejor surf spot de su país. Aquí hay playas planas y con oleaje suave y otras con olas de hasta seis metros de altura, mientras abundan las clases de surf personalizadas –a cargo de lugareños- y los arriendos de tablas. Ojo que es una zona ideal para aislarse y volver a lo esencial: las señales de teléfono e internet son escasas.

Nosara, Costa Rica. Esta zona reúne a  niños y veteranos, todos con un sólo amor: el surf. Regida por un ritmo de vida relajado y sano, sus tres playas principales, Playa Guiones, Playa Pelada y Bocas del Nosara, cuentan con olas perfectas para los amantes de las tablas. Para los principiantes se recomienda ir hacia el extremo sur de Playa Guiones. Y los meses ideales para conocerla están entre noviembre y abril.

Las opciones son múltiples y las fechas para comenzar también, ¿qué esperas?

 

Fuentes

viviendoporelmundo.com

intriper.com

gq.com.mx









Comentarios


Compartir