Lo que necesitas saber para mantenerte hidratada este verano

En plena época de olas de calor, es necesario mantener nuestro nivel de líquidos en el organismo. Ya sea mejorando tu hábito de beber agua, mediante la alimentación o entendiendo el comportamiento de tu cuerpo. Acá van las claves para que permanezcas hidratada todo el día.

Sabemos que nuestro organismo se compone de entre un 50% y un 75% de agua, según edad y sexo. Por eso, es imprescindible consumir líquidos constantemente, en especial en verano, porque el aumento de la temperatura juega en contra. En todo caso, el agua no es la única forma de hidratarte. Hay alimentos que pueden brindarte los mismos beneficios.

Los expertos en salud coinciden en que no es buena idea esperar a tener sed para consumir líquido. Esto, porque la sed es una reacción tardía de nuestro cuerpo para recuperar el desequilibrio producido por líquidos que ya se perdieron. Es mejor hidratarte antes de tener sed y, para lograrlo, aquí te dejamos una serie de sencillos consejos:

  • Bebe entre 2 y 3 litros de líquido al día. Una buena idea es considerar un vaso cada dos horas. Si haces ejercicio, estás embarazada o amamantando, o sufres de retención de líquidos, debes considerar aún más cantidad.
  • No pases mucho tiempo sin consumir líquido. Mantén una botella llena de agua sobre tu escritorio o en tu bolso para que, aunque estés ocupada, recuerdes que debes beberla.
  • Si estás al aire libre o expuesta al sol, dale aún más atención al consumo de agua. Si vas a la playa, una pequeña nevera con agua y refrescos será tu mejor compañera.
  • Si eres de las que beber agua sola les resulta aburrido, combínala con otros tipos de líquido: jugos, caldos, batidos, té o café.
  • Elige frutas como la sandía, el pepino, el melón y la manzana; o verduras como la acelga, la lechuga y el tomate. Son abundantes en agua y están llenas de sabor.
  • Si tienes hijos, revisa que estén tomando líquidos de manera constante, y en especial cuando están jugando o bañándose. Ármales una rutina (tomar agua o jugo cada cierta hora) para ayudarles a crear el hábito y que lo hagan ellos mismos.
  • Si puedes evitar salir en las horas de más temperatura, hazlo. De 12 del día a 4 de la tarde te deshidratarás menos estando en lugares frescos y ventilados.
  • Ten en cuenta que el alcohol, por muy líquido que sea, es deshidratante. Si te gusta salir con tus amigas o a un happy hour, es mejor que elijas cerveza sin alcohol, o incluso agrégale hielo a bebidas calientes como el vino.

Recuerda que puedes detectar un peligro de deshidratación si notas resequedad en boca y labios, adormecimiento, somnolencia o fatiga, arenosidad en la garganta, vértigo, mareos y orina de color oscuro, además de sed extrema.

Al hidratarte de buena manera, mejorarás el funcionamiento de órganos como riñón (que eliminará más toxinas), hígado, intestinos, corazón y estómago, además de la circulación de tu sangre y el estado de tu piel, que se verá más fresca y brillante. ¡Puros beneficios!

 

Fuentes

mejorconsalud.com

losandes.com.ar

webconsultas.com









Comentarios


Compartir