Súper looks de oficina para este verano

Las altas temperaturas y la obligación de vestirte de manera adecuada para el trabajo no son excusa para no verte elegante y fresca. Revisa estos consejos (para hombres y mujeres) y elige las tenidas de oficina perfectas para estos meses más calurosos.

Ya estamos en pleno verano y las altas temperaturas nos invitan a acortar la falda, a arremangarnos la camisa y a elegir telas más delgadas. En definitiva, hay que alivianar el look para soportar el calor dentro y fuera de los metros cuadrados de la oficina, considerando que no en todos los trabajos se puede vestir de forma más casual.

 

¿Cómo mantener entonces la formalidad requerida y despegarte de todas esas capas de ropa del invierno? Estos tips –pensados para hombres y mujeres- te ayudarán a redefinir tu clóset con miras a las inevitables y calurosas jornadas de trabajo de verano.

 

La coherencia con tu entorno siempre es lo primero. Hay trabajos más y menos flexibles en el vestuario. Por ejemplo, en las industrias creativas –como publicidad, internet o televisión- suele haber total libertad, no así en un banco. Tómale bien el pulso a tu lugar de trabajo, observa a los demás y, si es necesario, pregunta con confianza de qué manera puedes vestir. Si tratas con clientes, no olvides que eres la imagen de tu empresa.

 

Prendas claras para días luminosos. Olvídate de colores como café y negro, que son propios del invierno. Los trajes de lana fría son muy refrescantes para oficinas más formales. Si tu oficina lo permite, arriésgate con jeans combinados con blazers clásicos. Para los hombres, vienen perfectos los pantalones beige o crema de tela delgada, camisetas con escote en V o poleras tipo Polo.

 

Elige bien qué acortar. Para las mujeres, las minifaldas siempre son un riesgo ya que se asocian con contextos de ocio. Puedes ganar sobriedad jugando a mezclarlas con tejidos clásicos y blusas XL, o arriesgar con un look de un solo color. También puedes redescubrir el vestido floreado, fresco y que se puede complementar con múltiples accesorios. El largo midi, típico de ámbitos laborales, sigue siendo muy oportuno. Los hombres pueden arremangarse prolijamente la camisa, algo más elegante y más ondero incluso que una de manga corta.

 

Usa accesorios y no dejes de lado tu propio estilo. Formal o informal, siempre puedes dejar en claro quién eres con accesorios como collares, aros, pulseras, anillos, carteras y zapatos. También puedes ser libre eligiendo tus colores favoritos para ellos. En tanto, para los hombres, corbatas –tal vez unas más coloridas que en Invierno-, cinturones -¡atrévete con colores y texturas!- y zapatos (tipo slip on) son las mejores prendas a la hora de marcar estilo.

 

Favorece tu tipo de cuerpo. Si eres de hombros más anchos, opta por estampados y colores claros para las prendas inferiores. Y como regla general, evita prendas muy apretadas o que muestren mucha piel, que pueden causar impresiones equivocadas.

 

¿Y los maletines? Todo un tema cuando se trata de ir de la casa al trabajo. Cargar uno pesado y de cuero con 35 grados a la sombra, no suena como la mejor idea. Te recomendamos optar por un morral liviano o un bolso tipo bandolera, igual de útil y estiloso –además de unisex- pero mucho más llevadero.

 

Fuentes

clarin.com

vogue.es

mdzol.com









Comentarios


Compartir