¡Ahora los smoothies también pueden ser veganos!

¿Estás buscando reducir azúcares y lácteos de tu dieta? Hoy en día el veganismo incluye soluciones y preparaciones para todo, y los smoothies no son la excepción. Descubre estas tres recetas y refréscate de la forma más saludable.

Nada más fresco y nutritivo para este verano que un cremoso smoothie de frutas, verduras, yogurt o helado. Pero si eres de las que le hace el quite al exceso de azúcar, entonces llegó la hora de considerar opciones más naturales. Leches y yogures vegetales pueden hacer la diferencia para mantenerte saludable, disminuir tu consumo de alimentos procesados y seguir comiendo y bebiendo exquisito.

Para fabricar tu smoothie casero sólo necesitas implementos básicos, como un exprimidor eléctrico o manual (necesario para aprovechar frutas como naranjas y limones), cuchillos de cocina para cortar bien las frutas y batidora para darles la consistencia que requerirán, manteniendo su fibra. Mientras más potente este electrodoméstico, más fino y cremoso quedará tu smoothie. Además, considera botellas o jarros con tapa para dejarlos enfriando en el refrigerador antes de tomarlos y llevarlos donde quieras.

 

Smoothie de sandía y naranja

La sandía es una de las frutas del verano por excelencia, y junto a la naranja obtendrás la combinación más refrescante. Sus altas dosis de vitamina A y C hacen de este smoothie el ideal para tu desayuno.

Ingredientes: un pedazo grande de sandía fresca, dos naranjas grandes

Preparación: ¡Más que sencilla! Sólo pasa los ingredientes por la licuadora y consúmelos inmediatamente. Puedes sumarles agregados muy nutritivos como spirulina o hierba de cebada en polvo.

 

Smoothie de piña y grosella

En esta época de maduración de frutas, puedes hacer esta bebida vegana, colorida, saludable y llena de vitamina C. Ojo que también funciona como un delicioso helado.

Ingredientes:

  • 225 grs. de piña en rodajas
  • 1 taza de yogurt de soya
  • 1 taza de jugo de piña
  • 1 taza de jugo de grosella
  • 1 plátano mediano.
  • Hielo y hojas de menta (opcionales)

Preparación: También debes poner todo en la batidora hasta lograr una mezcla cremosa. Un trocito de piña y un ramito de menta en el vaso le darán una presentación simple y elegante.

 

Smoothie bicolor de mango con espinaca

Si te subiste con todo al carro de la alimentación vegana, este green smoothie es para ti. Si no encuentras mangos frescos, puedes encontrar pulpas congeladas sin azúcar en supermercados. Y si no sabes cómo resulta mezclar hojas verdes con frutas, te contamos que en esta receta el sabor del mango se apodera de todo, sin perder las múltiples propiedades de la espinaca.

Ingredientes:

  • 1 kg. de mangos maduros
  • Un puñado grande de espinacas
  • Un poco de agua (opcional)

Preparación: Corta los mangos (como si fueran paltas, sacando la pulpa con una cuchara y pelando con cuchillo lo que quede pegado al cuesco) y pica la espinaca. Vierte la pulpa de los mangos en la licuadora y procésala hasta obtener una mezcla suave y cremosa. Reserva la mitad en una jarra. Y a la mitad restante agrégale las espinacas, revuelve bien y licúa de nuevo. Si quieres un smoothie más diluido, agrégale agua. Puedes decorar alternando las capas de batido a la hora de servir: una naranja y otra verde. ¡Tendrás el smoothie más natural, sano y colorido de la temporada!

 

Fuentes

vegetarianoschile.cl

gastronomiavegana.org

facilisimo.com









Comentarios


Compartir