Cinco consejos para un desayuno más saludable

La mayoría de los expertos en salud coinciden en que el desayuno es la comida más importante del día. Nos deja revitalizados y llenos de energía para enfrentar las responsabilidades de la jornada. ¿Cómo lo hacemos más sano y completo? ¡Te dejamos esta serie de tips!

A pesar de que el desayuno es la primera comida del día y sabemos que nos entrega la energía necesaria para el resto de la mañana, muchas veces la descuidamos por falta de preparación, apuro o simple mala costumbre. Incluso, un estudio de la Universidad de Nottingham asegura que saltarse el desayuno favorece el consumo de alimentos ricos en grasa y azúcares durante el resto del día.

¿Qué hacer para lograr un desayuno saludable sin dedicarle tanto tiempo ni esfuerzo? Con estos cinco tips lo puedes lograr y, además de mantener tu figura, mejorarás tu calidad de vida a niveles insospechados. ¡Atenta!

1. Incluye todos los grupos alimentarios

Un desayuno variado en tipos de alimentos te entregará los distintos nutrientes que tu cuerpo necesita. Trata de considerar siempre los siguientes:

  • Lácteos: son fuente de proteínas, vitaminas A, B, D y calcio.
  • Cereales y pan: te entregan los hidratos de carbono que tu cerebro y músculos necesitan para cargarse de energía, además de vitaminas, minerales y fibra.
  • Frutas y jugos naturales: además de carbohidratos, son fuente de vitaminas y minerales.
  • Frutos secos: proporcionan proteínas, fibra, calcio y magnesio.
  • Aceite de oliva virgen extra: tiene poder antioxidante y protege contra los problemas cardiovasculares.

 

2. Mezcla avena y fruta

Estos dos alimentos son una dupla imbatible a la hora de acelerar el metabolismo, proporcionarle energía a tu cuerpo y mantenerlo saludable. Una forma sencilla y rica de prepararlos es cocinando media taza de avena en hojuelas con leche descremada. Luego, agrégale una cucharada de germen de trigo o linaza en polvo. Finalmente, añade ¼ de taza de frutos como manzana o plátano. ¡Un desayuno natural y exquisito! Eso sí, ojo con la avena instantánea porque muchas veces contiene más azúcares que nutrientes.

3. Prefiere el yogurt griego

Este yogurt, que se ha popularizado en los últimos años, tiene el doble de proteínas y probióticos que el normal. Esto lo hace una mejor alternativa para tu desayuno. Puedes mezclar una porción a gusto de yogurt griego natural con ¼ de taza de granola (frutos secos y fruta).

4. Un sándwich al desayuno

Suena pesado y excesivo, pero si consideras ingredientes saludables puede ser, además de exquisito, fácil y rápido de hacer. Revuelve un huevo en aceite de oliva; ponlo en medio de dos tajadas de pan integral, agrégale tomate, espinaca y, si quieres, una rebanada de queso bajo en grasa. Le dirás adiós a los picoteos de media mañana con este desayuno de campeones.

5. Omelette con vegetales

Y no podemos olvidarnos de las verduras, poco habituales para el desayuno, pero gran fuente de vitaminas, agua y ricas en fibra. Bate un huevo, agrégale trocitos de pimiento rojo y verde, cebolla y unas hojas de espinaca picadas. Vierte la mezcla en un sartén con un poco de aceite de oliva y cocínalo bien. Puedes agregar unas pequeñas tajadas de palta que lo harán colorido, saludable y delicioso. ¡Inténtalo!

Fuentes

Hola.com

Salud180

Mejorconsalud

 









Comentarios


Compartir