Moscow Mule: conoce el trago sensación de esta temporada

Si buscas probar algo dulce, refrescante y perfecto para los días de calor, debes saber que el Moscow Mule, presente en los mejores bares del mundo, ya está instalado en varios de nuestro país. ¡Te enseñamos a prepararlo!
Los cócteles son ideales para compartir con amigos en estas cálidas y largas tardes primaverales. Son la recompensa perfecta después de un pesado día de trabajo en el que lo único que quieres es refrescarte. Y una preparación que está entrando con fuerza en nuestro país, tras volverse muy popular en Estados Unidos, es el llamado “Moscow Mule”, que significa “mula de Moscú”.
 
Esta bebida tradicionalmente se sirve en una jarra ancha tipo vaso cervecero, pero hecha de cobre, lo que le da un aspecto moderno y elegante. También puede usarse cualquier otro recipiente ancho y metálico con el fin de que la preparación se mantenga helada el mayor tiempo posible.
 
Cuenta la leyenda que, en 1941, tres ejecutivos de restaurantes y compañías de vodka bebían en el bar del Hotel Chatham de Nueva York, y se preguntaron qué pasaría si juntaban un poco de ese licor con cerveza de jengibre y un toque de limón. El experimento dio resultado y a los pocos días la preparación ya tenía su nombre, el que hace alusión tanto al brebaje propio de la capital de Rusia, como a la mula que acarreó la cerveza hasta el lugar.
 
Otra versión, bastante menos curiosa, sostiene que la invención del Moscow Mule fue en 2007, a partir de la necesidad de un camarero de desocupar la bodega del bar donde trabajaba de productos que no se vendían… como vodka y cerveza de jengibre. “Sólo quería limpiar el sótano”, contó el barman Wes Price a la prensa estadounidense, adjudicándose la creación.
 
Algunos restaurantes y bares de Santiago ya están ofreciendo el Moscow Mule dentro de su carta de tragos, como El Camino BBQ, Nolita, Tempura, Bao Bar y Jardín Mallinkrodt. Pero, si lo prefieres, también puedes prepararlo en casa y disfrutarlo con quien quieras, ya que es muy fácil de hacer.
 
Sólo necesitas:
 
- 50 ml de vodka (1 medida y 2 tercios)
- 250 ml de cerveza de jengibre (ginger beer o ginger ale)
- 30 ml de jugo de limón verde (necesitas ½ limón verde para prepararlo)
- 1 rodaja de limón
- Hielo picado
- Hierbabuena (opcional)

 

Preparación:

  • Llena la tercera parte del tazón con el hielo picado.
  • Añade el jugo de limón verde y el vodka.
  • Mezcla bien con ayuda de un agitador o una bombilla.
  • Rellena con un poco más de hielo.
  • Agrega la cerveza de jengibre.
  • Puedes decorar con la mitad del limón verde que no usaste en el jugo, la hierbabuena o menta.

 

Las jarras las puedes conseguir por internet, pero debes asegurarte de que su interior esté revestido de acero inoxidable. También son perfectas para servir cerveza.

 

Por último, recuerda que la mejor forma de tomar el Moscow Mule es con una bombilla y sujetando la jarra por el asa, para mantener la temperatura que la preparación requiere. Y que puedes variar las cantidades de vodka y cerveza según tu gusto.

 
Con todo esto, ya tienes lo que necesitas para sorprender a tus amigos o pareja. Ahora sólo te queda invitarlos, ¡y disfrutar de un atardecer bien conversado!
 
 
Fuente:








Comentarios


Compartir