Aprende a crear divertidos floreros con ampolletas quemadas

La próxima vez que se queme una ampolleta, ¡no la botes! Guárdala para hacer un original florero.

¿No sabes qué hacer con las ampolletas quemadas de tu casa? No te preocupes, con este práctico tutorial aprenderás a fabricar unos originales floreros para tu hogar y reciclarlas al mismo tiempo. ¡Manos a la obra!

Es un trabajo más sencillo de lo que parece; solo hay que tener mucho cuidado porque se trabaja con vidrio. Realmente vale la pena intentarlo. 

MATERIALES

- Ampolletas incandescentes de cualquier tamaño y forma.

- Alicates

- Alambre de jardinería

- Martillo

INSTRUCCIONES

- En primer lugar, retira la pequeña base de plata de la parte inferior de la ampolleta con el alicate, las ampolletas deben ser incandescentes ya que son transparentes y no emiten sustancias tóxicas como las de tipo led o de ahorro de energía.

- Luego, remueve la tapita negra de la bombilla. Debes hacerlo con mucho cuidado y, en lo posible, ponte gafas que protejan tus ojos, pues estás trabajando con vidrio.

- Hazlo al aire libre o sobre una superficie dura de manera que puedas barrer cristales rotos. Puedes ayudarte con un martillo para romper la tapita negra y quitarla con más facilidad.

- Una vez que hayas retirado la base negra, quitamos la lamparita del interior de la bombilla utilizando el alicate. ¡Este paso es más fácil de lo que crees!

- Ahora que ya tienes la bombilla vacía, enrolla el alambre alrededor de esta generando el soporte que la mantendrá de pie, finalizando en un circulo de alambre que será la base del florero.

- Además, si no te gusta su borde metálico y quieres darle un toque más decorativo, puedes envolverlo con algo de tela.

Una vez finalizado el proceso, llénala con agua y flores. ¡Y lista para colgar en el jardín!









Comentarios


Compartir