Adiós a esos kilitos post 18, hola a la vida sana

Después de unas buenas celebraciones del 18, suelen a aparecer algunos rollitos de más en nuestra cintura.

Se dice que un chileno promedio puede subir de tres a cinco kilos, post Fiestas Patrias, gracias a la deliciosa (y excesiva) selección de empanadas, asados, choripanes, sopaipillas, motes con huesillo, pisco sours y demás tentaciones que se nos ofrecen durante las festividades.

¿Qué puedes hacer para pasar al olvido con esos kilos indeseables y volver a comer de una forma sana para recuperar la salud de tu cuerpo? Te traemos un menú simple, rico y nutritivo, que te ayudará a alimentarte balanceadamente.

MENÚ POST 18

DESAYUNO

Para comenzar con la mejor de las energías, te proponemos tomar leche de soya o leche semidescremada con cereales, acompañándolo con un rico jugo de naranjas. ¡Con eso, ya partiste bien!

MERIENDA

Luego de tu rico y nutritivo desayuno debes prepararte un rico tutti – frutti con las frutas que prefieras. Este funciona como un snack antes de tu almuerzo.

ALMUERZO

Este muy importante. Acá puedes consumir pescado o pollo, los que puedes acompañar con verduras salteadas en aceite de oliva. Lo ideal es que el pollo sea preparado al horno o a la plancha. El pescado puede ser preparado al vapor. ¡Evita las carnes rojas!

ONCE

A esta hora del día, lo ideal es que prepares tu once con pan integral acompañado de palta y un té hierbas. En este caso, un té verde que te ayudará quemar las grasitas que heredaste de las celebraciones.

CENA

Lo ideal es consumir una ensalada surtida que contenga lechugas, pasas, palta y queso fresco. Si quieres agregar otro vegetal a tu ensalada, bienvenido sea.

Este menú, con sus variaciones, le ayudará a tu cuerpo a desintoxicarse de los excesos de carnes rojas y grasa, gracias a su alto contenido de frutas y verduras, las cuales limpian el organismo. El consumo de frutas y fibra son fundamentales para una alimentación balanceada e ideal para bajar de peso.

La fibra es siempre es un buen aliado ya que ayuda a reducir el colesterol, estabiliza el azúcar en la sangre y ayuda a tener una sana digestión. Puedes encontrar fibra en vegetales como la lechuga, acelga, zanahorias, y espinacas, además de brócoli y zapallo, entre muchos otros.

Y elingerir frutas frescas -o bien deshidratadas-, como los arándanos, ayudan a desintoxicar el sistema, aportan agua (para esa resaca post terremotos), vitaminas y minerales que perdemos por una mala alimentación.

¡Recuerda! no te impongas dietas estrictas que sólo alteran tu alimentación y tu estado ánimo. A pesar de los excesos, es importante siempre buscar el balance de tu cuerpo con comidas que te aporten a la salud.

 Fuente

 









Comentarios


Compartir