Baños relajantes para mimarte

El agua y sus beneficios.

Desde tiempos remotos, el agua ha tenido beneficios para nuestra salud. Sin embargo, al complementarla ciertas hierbas medicinales produce resultados magníficos. Son baños que depuran, alivian tensiones y embellecen.

 

 

Baño de romero: Relaja todo el cuerpo

Favorece la recuperación de las enfermedades respiratorias y digestivas. Sirve para desinflamar los pies, los calambres y dolores asociados a ellos. Sólo añade un puñado de romero a tu tina (lo puedes comprar en cualquier supermercado) y reposa por 15-20 minutos, sentirás mucho relajo en todo tu cuerpo.

 

Baño de enebro: “Alivia las articulaciones”: Estimula la circulación sanguínea y es un excelente relajante muscular. Además, alivia y previene dolor en las articulaciones. Llénala bañera con agua caliente y añade unas gotas de aceite esencial de enebro. Luego, sumérgete a la tina por 15 minutos.

 

• Baño de jengibre: “Combate las náuseas y mareos”: Genera distensión muscular. Sólo debes llenar la tina y agregarle dos cucharaditas de jengibre molido, luego descansas 20 minutos y sentirás como tus músculos sueltan la tensión del día.

 

• Baño de sales y aceites: “Elimina tensiones y suaviza la piel”: Ayuda a activar la circulación y a eliminar tensiones concentradas en los músculos para descansar profundamente. Además, genera una piel más suave. Para lograr esta delicia debes llenar la tina con agua caliente. Luego, debes tomar un poco de sal de mar y masajear tus pies, codos, rodillas, manos y cuerpo de manera circular, todo esto mientras estás dentro del agua. Finalmente, te enjuagas y aplicas aceite de almendras para hidratar la piel. 

 

¡Relájate y disfruta de un momento sólo para ti!

 

 

 

Mira más de ideas para ti aquí









Comentarios


Compartir