Tutorial: Jabones artesanales

Si buscas productos naturales para la limpieza diaria, aquí te enseñamos como hacerlos.

Es una excelente idea hacer tus propios productos de higiene personal, ya que conlleva muchos beneficios, como: contribuyir a la conservación del medio ambiente, una forma de ahorro, como un momento de distracción y lo mejor de todo es saber que ingredientes contiene tu jabón.

A continuación te compartimos esta genial receta:

Ingredientes

-       900 ml de agua

-       295 grs de sosa cáustica

-       615 grs de aceite de coco o grasa vegetal

-       800 ml de aceite vegetal

-       800 ml de aceite de oliva

Materiales

-       Ropa de protección

-       Delantal

-       Guantes de goma

-       Gafas de protección

-       Balde de plástico o en una olla de acero inoxidable (no puede ser de hierro fundido o aluminio)

-       Recipientes de plástico o moldes (nada de metal)

-       Aceites esenciales

-       Otros agregados (hierbas, pétalos y frutos secos)

Mezcla la sosa cáustica con el agua en un balde de plástico, primero debes tener el agua y luego agregar 250 gramos de sosa cáustica para que esta reaccione, es en éste momento cuando debes agregar los aceites esenciales. 

Posteriormente comienza a preparar los aceites, para esto debes llevar el aceite de coco a fuego lento en un sartén, agregando el aceite de girasol y de oliva para luego mezclar. Cuando estén fusionados agrégalos a la sosa cáustica con el agua; ahora deberás tener paciencia y revolver durante 40 minutos. A medida que transcurra el tiempo irá cambiando su color y espesura.

Cuando la mezcla espese debes añadir las fragancias, tienes infinidad de combinaciones disponibles, por ejemplo: miel, esencia de limón, lavanda, canela, naranja, entre muchas otras con las que puedes experimentar.

Una vez listo, tendrás que llevar la mezcla a los moldes, para lo que puedes usar cualquier recipiente de plástico.

Posteriormente deberás dejarlos enfriar durante un par de minutos, para luego guardarlos en un lugar sin humedad durante seis semanas; esto es importante porque la sosa cáustica se disuelve y deja de ser perjudicial para la piel.

Cuando se hayan cumplido las seis semanas, puedes cortar tus jabones caseros en rodajas o utilizar cortadores de pastelería de diferentes formas. Colócales un lazo y flores secas en el caso de que desees envolverlos para decorar el baño o hacer un lindo regalo.









Comentarios


Compartir