Repara tu pelo con miel y huevo

¿Sabías que la miel y el huevo harán que tu pelo luzca espectacular? Te contamos como a continuación.

 

La miel es conocida no sólo por su rico sabor, sino por las increíbles propiedades humectantes y reparadoras en el mundo de la cosmética. Esto, combinado a la gran cantidad de proteínas, vitaminas y minerales del huevo, se convierten en una bomba contra el pelo dañado y las puntas partidas.

El frío no sólo crea estragos en tu rostro, sino también en tu pelo, que está en constante exposición al viento y las bajas temperaturas, dañándose desde la raíz.

Para evitar y reparar esto y llegar al verano con un pelo sano y brillante, te presentamos una mascarilla casera simple que dejará tu cabello perfecto en poco tiempo ¿Lo mejor? ¡Puedes prepararla en tu casa!

Bate un huevo entero con una cucharada sopera colmada de miel y media taza de leche entera. Aplícala en tu pelo desde la raíz con un leve masaje y espárcela hasta las puntas. Déjala descansar al menos 20 minutos y lava tu pelo con agua tibia.

Esta mascarilla no sólo es humectante, sino que además reparará las puntas de tu pelo convirtiéndola en un aliado implacable ¡Inténtala y compruébalo tú misma!









Comentarios


Compartir