¡Entérate en qué consiste la reflexoterapia!

Mejora tu salud de manera natural a través de esta técnica milenaria que estimula algunos puntos de los pies y que te ayudará a sentirte mucho mejor. Sigue algunos consejos, dedícate tiempo y disfruta de un reparador masaje en cualquier momento.

Técnicas:

 

1- Lo primero es sentarse en una postura muy cómoda, con el pie derecho apoyado sobre tu rodilla izquierda o viceversa.

2- La presión debe ser constante sobre el talón, con una fuerza intermedia, y con un movimiento circular contrario a las agujas del reloj. Si  haces el masaje al revés no te hará efecto. 

3- Sujeta tu pie con una mano, mientras presionas la planta con el pulgar o índice de la otra mano.

4- Comienza el masaje presionando desde los dedos y hacia el talón. No olvides masajear los dedos y laterales del pie. Como en la planta del pie se reflejan todas las zonas de tu cuerpo, con este masaje detectarás los puntos más sensibles, aquellos en los que sientes dolor. Haz este proceso durante cinco minutos.

5- Repite el mismo procedimiento con el otro pie para detectar los puntos sensibles o dolorosos.

6- Si sientes mucho dolor, masajea el área circundante hasta llegar al centro del área que te genera molestia. Mantén una presión suave y constante.

7- Completa el tratamiento masajeando nuevamente toda la planta de cada pie, desde los dedos hacia el talón.

8- Para finalizar, masajea el empeine, el tobillo y frota el pie en forma general.

¡Haz la prueba y cuéntanos!

 

 

 

 

 

¡Haz la prueba y cuéntanos!









Comentarios


Compartir