Cuando te permites lo que mereces, atraes lo que necesitas.

Has pasado décadas preocupándote de los demás, satisfaciendo sus necesidades, de estar presente cuando te necesitaban, pero ¿te has preocupado por ti en este último tiempo? Es momento de que pongas en armonía lo que necesitas con lo que mereces.

No hay una explicación científica para este método de pensamiento positivo, pero estamos seguras que si lo intentas verás un cambio en ti, te sentirás más confiada y dispuesta a quererte.

Cambia los “necesito” por “merezco”: Cada mañana levántate pensando qué es lo que desde hace años sientes que ganaste, pero no te habías dado el tiempo o el privilegio de cumplirlo y arma una frase. Por ejemplo: Necesito un descanso. Ahora toma esa frase y cambia el “necesito” por “merezco” ¡verás que te sentirás mucho más confiada si la repites constantemente!

Deja atrás los manos pensamientos: Todos los límites que alguna vez te pusiste porque no te creías capaz de triunfar, ¡olvídalos! Fuera los “no puedo”, “no soy capaz” y demás. Tú eres capaz de todo lo que te propongas, sólo es cuestión de creerse el cuento. Aprende a ser feliz con humildad: ahora relájate, libérate de tus miedos, empatiza más contigo y busca una armonía entre tu felicidad y la de los demás. Nunca dejes que tu felicidad perjudique al resto, ni que la suya te pase a llevar a ti, sólo así podrás encontrar una armonía espiritual.

¡Como puedes ver, todo es cuestión de querer y darte el lugar que te corresponde! Ahora que ya conoces estos consejos, ¿qué es lo que mereces?

 

Fuente: http://paradigmaterrestre.com/cuando-te-permites-lo-que-mereces-atraes-lo-que-necesitas/

 









Comentarios


Compartir