¡Transforma tu ropa vieja en fundas para cojines!

Lograr que tu casa luzca única, sólo requiere de un poco de creatividad. Si estás de vacaciones o buscas una actividad para relajarte, hoy te enseñamos a diseñar prácticas fundas para cojines utilizando ese chaleco que tienen guardado en tu clóset.

¿Qué necesitas?

- Un chaleco de lana con botones.

- Tijeras.

- Hilo y aguja.

- Una regla

- Carboncillo.

 

Paso a paso:

 

  1. Con la ayuda de una regla y el carboncillo para marcar, dibuja encima del contorno de lo que va a ser el cojín y corta con las tijeras.
  2. Cose todos los laterales abiertos , como haciendo un dobladillo,  para que las costuras queden cerradas. Abre los botones, pon dentro el cojín que quieres transformar, cierras los botones ¡y ya está listo!
  3. Utiliza las mangas del chaleco para ponertelos dentro de las botas (obviamente en invierno).

 

¿Qué te pareció esta Buena Idea Fensa?









Comentarios


Compartir