Una chasquilla para cada rostro

Comienza el frío y las ganas de cambiar de look se apoderan de nosotras ¿Corta, desflecada, larga, recta o en diagonal? No hay una tendencia única y ¡las opciones son muchas! lo que a la larga puede ser tanto bueno como una desventaja.

El peluquero Sebastián Ferrer dice: “La chasquilla es como la patente del corte. Si está mal, se ve todo mal. Pero si está bien, es capaz de solucionarlo todo. Siempre va a estar en onda y nunca se va a ir”

Más allá de ser una moda pasajera o un clásico de siempre, la chasquilla, es y será una gran alternativa para cambiar tu look de una forma rápida y sencilla, siempre y cuando consideres un estilo adecuado para tu tipo de cara, pelo y personalidad.

Cara redonda

Logra un “efecto adelgazante” en este tipo de caras. La estilista Pepa Molina nos aconseja “Atrévanse con una chasquilla desflecada y diagonal para angular el rostro y ¡nunca jamás! opten por un flequillo recto y grueso ya que sólo conseguirán ovalar aún más sus rostros.

Cara alargada

En este caso la mejor opción siempre será una chasquilla recta y larga ya que acorta el rostro y lo hace ver más equilibrado. Según Pepa, el largo óptimo “debe rozar las cejas o cubrirlas”.

Cara angulosa

Simple, a este tipo de caras les queda bien cualquier tipo de flequillo. Guíense por las tendencias y ¡atrévanse! son unas bendecidas y deben aprovecharlo.









Comentarios


Compartir