¡Diseña cortinas sin necesidad de saber coser!

Poner tu casa bonita en verano sólo requerirá de tus ganas, porque esta Idea Fensa no sólo protegerá tu hogar del calor, sino que lo llenará de buen gusto. Lo mejor, ¡es que no necesitas coser!

Materiales:

- Tela estampada del color que te guste, del largo que quieres que tenga la cortina y un poco más de ancho.

- Barras extensibles planas o un tubo fino de cortina.

- Friselina (tela con poliéster)

- Tijeras.

- Plancha.

 

Procedimiento:

  1. Corta la tela dejando más o menos un excedente de ancho de acuerdo con qué tantos pliegues quieres que quede. Lo ideal es dejarla lo más extendida posible para que sea liviana, de lo contrario la friselina podría no aguantar el peso.
  2. Marca el dobladillo en el borde superior, por el que introducirás la barra para colgar tu cortina. Coloca el tubo y mide qué anchura deberá tener el orificio libre para pasarla. Asegúrate de hacer el doblez un poco más grueso para que no quede muy ajustado. Marca con la plancha para que puedas guiarte.
  3. Pega el dobladillo utilizando tiras de friselina por dentro y plancha para fijarla.
  4. Una vez que tengas hecho el dobladillo más importante, haz unos pequeños en los laterales y en el inferior de tu cortina para darle un mejor acabado.
  1. Pasa la varilla, ¡y listo!

 

¡Dale un nuevo aire a tus ambientes!









Comentarios


Compartir