¡Evita que tus lentes se deslicen por tu nariz!

La llegada del calor y el exceso de aceite en tu piel hará que tu rostro transpire más de lo normal, generando que tus anteojos se resbalen por tu nariz. No te preocupes, porque hoy traemos una solución para que te sientas más cómoda con este accesorio y mantengas tu piel linda por más tiempo.

¿Qué necesitas?

  1. Limpiador facial reductor de aceite.
  2. Talco.
  3. Toallitas reductoras de aceite para la cara (opcional).

Instrucciones:

1. Sácate los anteojos para limpiar tu cara. Utiliza una gota de limpiador facial reductor de aceite y agua tibia, enjabona el área y alrededor de la nariz. Pon atención a los pliegues de los lados de la nariz, ya que el aceite se puede acumular.

2. Enjuaga tu cara con agua limpia y fría para cerrar los poros y sécate con una toalla. Limpia tu cara en la mañana y en la noche.

3. Haz una espuma suave sobre el apoyo nasal de tus anteojos con el mismo limpiador reductor de aceite que utilizaste en tu rostro. Enjuaga y seca tus anteojos.

4. Aplica una pequeña cantidad de talco de guagua sobre tu nariz utilizando tus dedos o una brocha de maquillaje. Retira cualquier exceso de talco con una brocha.

5. Utiliza toallitas faciales reductoras de aceite durante el día si tu nariz está aceitosa y los lentes se comienzan a deslizar otra vez. 

 

¿Qué te pareció este consejo? ¡Compártelo con tus amigas!









Comentarios


Compartir