¡Sigue 4 tips y cuida tus pantys por más tiempo!

Si eres de las que utiliza esta prenda con frecuencia durante el invierno, sabes que debes ser muy cuidadosa en su manipulación, ya que se rompen con facilidad. Aquí te entregamos algunos trucos para que te relajes y conviertas tus medias en el complemento perfecto de tu look.

Consejos:

1. Cuida tus manos: si las yemas de tus dedos están secas, la piel se enganchará en tus pantys cada vez que te las pongas. Utiliza guantes de algodón para ponértelas y así evitarás que la piel se enganche en ellas.

2. Evita tirarlas hacia arriba: lo que debes hacer es recoger la media hasta el tobillo, meter ambas manos en la media haciendo un hueco lo suficientemente grande para que quepa el pie y, una vez que el pie esté bien colocado, subirlas suavemente con las manos abiertas, prensando la media entre el dedo gordo y la palma de la mano.

3. Cuando laves tus pantys en la lavadora, mételas en una bolsa.

4. Cuando se bajen: si esto te resulta incómodo, te sugerimos que mojes las palmas de tus manos y las pongas a cada lado de tu pierna, por debajo de la pantorrilla y, presionando, deslízalas hacia la rodilla. Repite la operación desde la rodilla hacia arriba y después desde el muslo hacia arriba. ¡Tus pantys volverán a estar en su posición correcta!

 

¡Cuéntanos cuál es tu secreto para cuidar tus medias!









Comentarios


Compartir