¡Aprovecha cada espacio de tu mesa e invita a más amigos a comer!

Si quieres que tu simple mesa se transforme en el espacio ideal para disfrutar en compañía de tus seres queridos, toma nota de los siguientes pasos y dale ese toque práctico que buscas para tu hogar.

Una manera que tienes para optimizar tu mueble de comedor, es diseñando un práctico altillo o repisa donde colocar las salsas, platos y todo lo que no alcance en el mesa. Ideal para los días que te reúnas con tus seres queridos.

 

MATERIALES:

  • Tabla de 160 cm de largo x 25 cm de ancho.
  • 5 latas de conservas vacías y limpias.
  • Lija y lápiz.
  • Tornillos y tuercas pequeñas.
  • Taladro.
  • Pintura y brocha.

 

INSTRUCCIONES:

1. Lija y pinta el tablero. Toma el tablero ya cortado a medida, lija bien todos los bordes y píntalo en dos colores. El tamaño de éste dependerá de la medida de la mesa (230 x 80 cms).

2. Coloca las latas. Una vez seco el tablero, distribúyelas dejando la misma distancia entre una y otra. Con el taladro, haz un agujero del tamaño del tornillo en el fondo de cada lata. A través de ellos marca con lápiz en la tabla el lugar donde van a ir ubicadas.

3. Haz los agujeros para colocar las latas. Con la ayuda de un taladro, realiza un orificio en cada marca de lápiz señalada hasta que atraviese el tablero. Lija los agujeros por ambos lados y limpia bien la superficie de polvo antes de fijarlas en sus correspondientes posiciones.

4. Finalmente, atornilla las latas. Introduce un tornillo por la parte inferior de la lata y, por último, la tuerca. Repite la misma operación con cada una de ellas.

Consejo: evita poner elementos muy altos para que no estorben al hablar con tus invitados.

 

¡Ya estás lista para disfrutar de tu mesita extra rodeada de amigas!









Comentarios


Compartir