¡Rico helado de nueces y galletitas!

Pese a que febrero se escapa, los días siguen estando perfectos para tomarse un rico helado. ¿Qué mejor que prepararlo tú misma?. Hoy te invitamos a probar una rica receta que además, con unas galletitas queda maravilloso. ¡Serás la envidia de todas tus amigas!

Ingredientes para el helado:

-       ½ taza de nueces picadas.

-       1 ½ cucharada de mantequilla sin sal.

-       1 ¼ taza de azúcar morena.

-       3 huevos.

-       1 taza de crema light.

-       1 taza de crema de leche.

-       1 vaina de vainilla, cortada a lo largo y sin semillas.

-       Una pizca de sal.

Instrucciones:

En una sartén pequeña, saltea las nueces en mantequilla, todo esto a fuego lento hasta que estén ligeramente doradas. Una vez que notes que ya están listas, retíralas del fuego y déjalas enfriar. En una olla mezcla el azúcar con la crema light y lleva a ebullición a fuego medio. Poco a poco, pon los huevos en la mezcla caliente. Revuelve constantemente. Retira del fuego y agrega la crema de leche, la vainilla, las nueces tostadas y la pizca de sal. Mezcla todo y déjalo en el refrigerador por al menos 6 horas. Cuando haya transcurrido el tiempo, saca la mezcla y retira la vaina de vainilla.

Puedes disfrutar del helado sólo o ¡con unas ricas galletas!

Ingredientes para las galletas:

-       2 ¼ tazas de harina.

-       1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

-       2 cucharaditas de jengibre molido.

-       1 cucharadita de canela molida.

-       ½ cucharadita de clavo de olor molido.

-       ¼ cucharadita de sal.

-       ¾ tazas de mantequilla sin sal.

-       1 taza de azúcar.

-       ¼ taza de melaza (o miel de caña).

-       1 huevo.

Instrucciones:

Antes de comenzar, precalienta el horno a 170 ºC. Luego, en un bowl mediano mezcla la harina, el bicarbonato de sodio, el jengibre, la canela, el clavo de olor y la sal.

Luego en un bowl grande, bate la mantequilla junto al azúcar hasta que esté suave y esponjosa. Añade la miel de caña y los huevos mezclando todo muy bien. Añade poco a poco los ingredientes secos y amasa hasta que todo se incorpore correctamente.

Cuando ya tengas lista tu masa, estírala dejando 0,5 cm de espesor aproximadamente. Cuando tengas todos los círculos cortados, pásalos sobre azúcar y ponlos sobre una bandeja de horno previamente preparada con papel mantequilla.

Lleva todo a cocción durante 10 a 12 minutos, o hasta que las galletas se hinchen y comiencen a agrietarse en la parte superior.

Una vez listas, sácalas del horno y déjalas enfriar durante 5 minutos antes de servir.

¡Listo! Ya tienes unas deliciosas galletas junto al más rico helado y lo mejor ¡todo hecho por ti!









Comentarios


Compartir