Bolitas de coco sumergidas en chocolate negro.

¡Es hora de regalonearte! Prepara estas ricas bolitas de coco crujientes bañadas en chocolate negro, ¡quedan muy ricas!

Imagina el coco compacto y gratinado por fuera, y a la vez cremoso y húmedo por dentro, todo esto acompañado de una rica base de chocolate negro ¡un balance perfecto! que te llevará al máximo relajo. ¡Inténtalo! y mira más abajo la receta:

Ingredientes (12 porciones):

-       2/3 taza de harina para todo uso.

-       5 ½ taza de copo de coco sin azúcar.*

-       ¼ cucharadita de sal.

-       1 tarro de leche condensada.

-       2 cucharaditas de extracto de vainilla.

-       170 gr. de chocolate negro.

*Los copos de coco son ralladuras más gruesas que el coco rallado normal. La puedes encontrar en paquetes que diga: “coconut flakes” en la sección correspondiente en tu supermercado.

Preparación:

Precalienta el horno a 175ºC y cubre una bandeja para hornear con papel mantequilla. En un bowl grande, mezcla la harina, el coco y la sal. Añade la leche condensada y el extracto de vainilla y mezcla hasta que el coco esté lo suficientemente húmedo.

Con ayuda de dos cucharas o con un cucharón para helado, haz bolitas de la masa (un poco más grandes que una pelota de golf) y ponlas sobre la bandeja para hornear. Lleva todo a cocción por 12 a 15 minutos o hasta que notes que el coco esté tostado. Una vez transcurrido el tiempo, retira y deja enfriar.

Para bañar estas bolitas, debes derretir el chocolate a baño María, procurando revolver hasta que esté suave. Deja enfriar un poco y luego comienza a sumergir las bolitas por la parte inferior.

Deja las bolitas sobre la misma bandeja de papel mantequilla, hasta que se endurezca el chocolate. Si tienes mucho apuro, puedes meter todo a la nevera.

¡Es delicioso! Una manera perfecta de acompañar tus momentos.









Comentarios


Compartir