¿Cuánto debemos esperar para ducharnos tras hacer ejercicio?

Si te duchas inmediatamente luego de hacer ejercicio, seguirás sudando, pero si esperas mucho te puedes resfriar. Entonces, ¿qué hacer? Aquí te dejamos algunos consejos.

La ducha luego de hacer ejercicio es un hábito básico en la higiene del ser humano. En esta práctica, existen algunas recomendaciones para identificar el momento propicio para realizar esta acción y aprovechar al máximo este proceso. Según una publicación del diario El País, existen tres factores para que tengas en consideración al momento que determines el tiempo entre el ejercicio y la ducha: temperatura externa, intensidad de la actividad y condicionantes genéticos de control.

Es por esto que, el entrenador personal y fundador de estarenforma.com Marcor Flórez, recomendó en la nota de El País, que si nos encontramos en ambientes fríos, “esperes este tiempo con una nueva camiseta, especialmente si has entrenado con prendas de algodón. Así no corres riesgo de sufrir un enfriamiento”. En cambio, si estás en un ambiente cálido, no debes tomar duchas con agua fría ya que “en lugar de cortar el sudor se producirá el efecto contrario: sudarás un poco más”. Es así que, lo ideal es que comiences con agua tibia y luego regular la temperatura que más te agrade.

Flórez entregó, además, las siguientes pautas de recomendación:

  1.  Usa ropa técnica que evite la condensación (el algodón no es lo mejor). Te mantendrá más seca y con la temperatura adecuada.
  2.  Si usas algodón, lleva una prenda de cambio para cambiarla al terminar la actividad.
  3.  Espera un tiempo adecuado a que el ritmo de sudor haya disminuido antes de ir a la ducha. Cada persona necesita un periodo diferente.
  4.  Durante la práctica deportiva, bebe cada quince minutos aunque no tenga sed un vaso pequeño de agua, o bebidas con sales minerales. Te ayudará a recuperar lo perdido y que el proceso de sudoración sea el correcto. Si el cuerpo no tiene agua que evaporar no es capaz de regular la temperatura y podría subir de forma peligrosa.
  5.  Sigue hidratándote al terminar.
  6.  En verano, evita hacer deporte durante las horas más calurosas del día aunque sigas todos los consejos anteriores








Comentarios


Compartir